Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Santiago Roldán Zuluaga | 1 octubre, 2020

Scroll to top

Top

Netflix?, Disney Plus?, Amazon Prime?, HBOGO?, FoxPremium?; tendremos que decidirnos los usuarios con quienes nos quedamos.

HBO, NETFLIX, HBO GO, AMAZON

A estas alturas, probablemente haya escuchado esto muchas veces: hay demasiados servicios de transmisión de video, y mantenerse al día con todos ellos es demasiado complicado y costoso. Aunque si saca su calculadora y suma suscripciones, su inversión no será mayor a los 30 Dolares, hablo de Colombia. 

El argumento es comprensible en algún nivel. 2019 vio el lanzamiento de Disney Plus y Apple TV Plus, uniéndose a Netflix, Hulu, Amazon Prime, HBO GO, CBS All Access, Showtime, Starz, Epix e innumerables servicios de nicho. Y la situación no mejorará en 2020, con HBO Max de WarnerMedia y Peacock de NBC ya vienen en camino.

Si esta abrumado, no se desespere. Con un poco de planificación y una ligera recalibración de los hábitos de consumo televisivo, puede utilizar las guerras de transmisión a su favor. A medida que avanzamos en 2020, aquí hay algunos pasos que puede seguir para navegar por el exceso de servicios de transmisión de video.

 

PASO 1: ELIGE UNA APP PRINCIPAL (O TAL VEZ DOS)

Contrariamente a la opinión popular de Internet, no tiene que suscribirse a todos los servicios de transmisión de vídeo al mismo tiempo; hacerlo ciertamente no es económico en la era de la televisión en streaming. Un mejor enfoque es elegir uno o dos servicios de transmisión que constituirán la base de su consumo, lo que le dará mucho para ver cuando se sienta indeciso. Luego, puede agregar y eliminar otros servicios cuando tenga tiempo e inclinación para usarlos, es decir que los otros servicios demándelos por meses.

Esto es más fácil de lo que parece, porque cada servicio de transmisión principal tiene su propia sensibilidad. Solo tiene que elegir los que se alineen con sus propios intereses.

Netflix ($ 13 por mes para transmisión HD): el contendiente general. Este será probablemente el servicio de transmisión de línea de base para la mayoría de las personas, en parte porque ya se encuentra en la mayor cantidad de hogares de EEUU, Europa y Latinoamérica . Netflix es prácticamente intocable en su volumen de exclusivos programas originales, películas y especiales de stand-up. (Un análisis reciente de Variety Insight descubrió que Netflix lanzó 371 películas y programas originales el año pasado, un aumento del 54% con respecto al 2018 y más que toda la industria de la televisión lanzada en 2005). Dicho esto, el caso para suscribirse a Netflix mes a -mes en lugar de todo el año probablemente se fortalezca a medida que otros servicios obtengan catálogos más profundos.

Disney Plus ($ 7 por mes o $ 70 por año): el favorito del fandom. En un testimonio de la franquicia y el poder de marca de Disney, este es probablemente sea el servicio de transmisión más fácil de explicar. Es donde se concentran la mayor cantidad de  películas y espectáculos en los universos Marvel y Star Wars, junto con películas de Disney y Pixar. Es un fuerte contendiente de servicio de transmisión permanente para familias, y el Paquete de Disney (que incluye Disney Plus, Hulu y ESPN Plus por $ 13 por mes) podría ser una alternativa convincente de Netflix para todos.

HBO Max ($ 15 por mes): el prestigioso caballo oscuro. Las cosas se pondrán realmente interesantes en mayo, cuando AT&T amplíe el catálogo de HBO con un tesoro de espectáculos y películas de WarnerMedia. En ese punto, obtendrá todos los originales originales del canal premium, además de una línea más profunda de programas de bajo compromiso, como  Friends, para cuando solo necesite desconectarse. Eventualmente, WarnerMedia también quiere agregar deportes y noticias a la mezcla. A pesar de todo lo que se habla de rivalidad entre Disney y Netflix, HBO Max podría ser una amenaza más inmediata para alejar a los suscriptores de este último, a menos que las sacudidas de gestión de WarnerMedia terminen obstaculizando las habilidades de HBO.

PASO 2: UTILICE HERRAMIENTAS PARA ENCONTRAR LO DESEA VER

Por supuesto, las descripciones anteriores no capturan completamente la amplitud de lo que ofrece cada servicio de transmisión. A veces quieres ver un programa específico del que la gente habla. Más allá de los principales servicios de transmisión, hay opciones premium más pequeñas como Starz, Showtime y Apple TV Plus , junto con servicios especializados como Crunchyroll, DC Universe y Acorn TV con sus propios catálogos exclusivos. Rastrear todo es donde las guerras de transmisión pueden comenzar a parecer complicadas.

Aún así, encontrar programas en diferentes servicios de transmisión es más fácil de lo que cabría esperar. En la web, Reelgood y JustWatch son excelentes sitios para descubrir dónde transmitir películas y programas específicos. (También tienen aplicaciones para iOS y Android).

Si tiene un dispositivo de transmisión, es posible que ni siquiera necesite servicios de búsqueda externos. En cambio, las funciones de búsqueda por voz en Roku, Fire TV, Apple TV y Android TV le permitirán buscar servicios en una película o programa de TV en particular.

PASO 3: DESHAGASE DE  SERVICIOS DE STREAMING Y DE CABLE SIN PIEDAD

Con tantas opciones potenciales de transmisión, suscribirse a todas sería un desperdicio de dinero , y hacer un seguimiento de todas esas suscripciones sería una molestia de todos modos.

Es por eso que sugiero cancelar inmediatamente cualquier cosa que no sea de uso continuo. Eso significa que puede suscribirse a un servicio temporal y ver un espectáculo o dos, y luego continuar sin la amenaza de cargos furtivos. Y si descubre que se está reactivando cada mes, tal vez eso significa que debe cambiar lo que creía que era su servicio principal.

PASO 4: NO HIPERVENTILE, REDEFINA SUS EXPECTATIVAS PARA CADA SERVICIO

La clave para hacer frente a las guerras de transmisión es al menos en parte sobre cálculos mentales, en lugar de decisiones estratégicas. Inevitablemente, se perderá algunos programas, o al menos los verá en su propio horario, independientemente de lo que esté leyendo o viendo en las redes sociales. Cuanto antes se divorcie de la idea de mantenerse al día, más fácil será ver la televisión en sus propios términos, lo que lo convierte en un pasatiempo rentable y sin preocupaciones.

Conclusión:

Los hábitos de Consumo de TV cambiaron, no hay que apresurarse a dar el salto de inmediato pero sí saber que de los 100 canales de televisión por cable con los que cuenta solo se ven pocos programas.

Siga con Netflix, pruebe Amazon, pruebe cuando llegue Disney Plus. Pero eso si empiece por dejar la TV por Cable.

Encuentreme en: