Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Santiago Roldán Zuluaga | 1 octubre, 2020

Scroll to top

Top

Telegram, Facebook y la lucha por el futuro de la criptomoneda

Cripto Moneda - Cripto Social

La criptomoneda, y la tecnología blockchain que subyace, han prometido cambiar la forma en que usamos el dinero en línea. Pero después de pasar décadas en la periferia, la revolución finalmente pudo llegar a la corriente principal de una vez por todas, gracias a la compañía de tecnología Telegram y su token Gram. Ahora todo lo que Telegram tiene que hacer es ganarle a Facebook.

Telegram, la aplicación de mensajería fundada por el ícono tecnológico de abajo Pavel Durov, está en la mira esta semana por su compromiso de revolucionar las transacciones en línea. Su plataforma de blockchain propuesta (Telegram Open Network TON), se reveló en 2017 y prometió crear una billetera de criptomonedas vinculada a la aplicación Telegram. Los tokens, conocidos como Grams, serían un ejemplo de “cripto social“, una moneda digital vinculada a una importante plataforma de redes sociales y su base de usuarios. Si se lanza con éxito, los 300,000 usuarios de Telegram podrán enviarse dinero entre sí al instante, lo que simplificará las remesas, los pagos y otras transacciones.

Pero TON llamó la atención de la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU., Que solicitó con éxito una orden de cese y desistimiento antes del lanzamiento de TON en octubre de 2019, en espera de una audiencia, una que comenzó partiendo si la compañía necesitaba haberse registrado en el organismo gubernamental antes de la liberación. El resultado decidirá si TON podrá o no seguir adelante con su revolución.

Si bien los inversores, los bancos y los entusiastas de la criptografía están atentos a los procedimientos, hay otra parte interesada involucrada: Facebook.

El gigante de Silicon Valley tiene su propia participación en la criptografía social, ya que busca lanzar su propio token, Libra, lo antes posible. Dada la base de usuarios mucho más grande de Facebook, Libra podría reducir efectivamente la plataforma TON.

De hecho, el enfoque de Facebook para la criptografía social es diametralmente opuesto al de TON, con un enfoque en redes centralizadas y privadas (o “autorizadas”) respaldadas por activos controlados por la Asociación Libra, un consorcio con sede en Ginebra afiliado a la red social. Esto está en marcado contraste con la visión de Telegram de un libro mayor criptográfico descentralizado que existe en un ecosistema dependiente solo de sus usuarios, uno que corresponde con la forma en que la criptomoneda ha funcionado desde su inicio.

Facebook tuvo motivos para alegrarse con los impases de TON frente a la SEC para lanzar su plataforma de criptomoneda Gram, pero se enfrentó a sus propios problemas en el período previo al lanzamiento de Libra.

Los principales patrocinadores de la Asociación Libra de 28 miembros comenzaron a retirarse por cuestiones regulatorias y de otro tipo, incluidos nombres como Visa, Mastercard y Stripe, entre otros.

Los políticos estadounidenses también han declarado sus dudas a la luz de los escándalos en curso de Facebook, y la representante de California, Maxine Waters, declaró: “Llegué a la conclusión de que sería beneficioso para todos si Facebook se concentra en abordar sus muchas deficiencias y fallas existentes antes de proceder más adelante en el proyecto Libra”. Libra no enfrenta los mismos problemas legales que Gram, pero estos reveses demuestran una amenaza existencial.

Pero la esperanza no se pierde para TON, incluso si Telegram encuentra sus manos cada vez más atadas. Un grupo de simpatizantes (incluidos inversores y personal de Telegram) formaron la TON Community Foundation, un organismo independiente cuyo objetivo es implementar elementos de la funcionalidad de TON en caso de que Telegram demostrara ser legalmente incapaz. La compañía lanzó una nueva versión de sus libros blancos , que afirma aún más su independencia de la plataforma y permite que otros organismos continúen el trabajo.

Este tipo de flexibilidad es la antítesis del enfoque propio de Facebook, y al final puede ser lo que permite a TON cruzar la línea de meta antes de Libra. En una época en la que Big Tech se está volviendo cada vez más hinchada (y empantanada en cuestiones de privacidad, soberanía digital y responsabilidad de datos), puede ser que las compañías más pequeñas, más ágiles, tengan lo necesario para definir el futuro de las revoluciones como la cripto social Si es así, 2020 podría ser el año en que las fintech cambien para siempre, y la audiencia TON de este mes puede definir exactamente a quién se le permitirá dar forma al futuro.

Encuentreme en: