Categorías
Brand Management Sustentability Brands

Airbnb una marca que aloja sentimientos y experiencia

Comenzó como un medio para pagar el alquiler cada vez mayor, Airbnb se ha convertido en una maravilla de la economía colaborativa con más de 2,000,000 de listados en más de 34,000 ciudades. Con una valoración de $ 25.5B, Airbnb se ha vuelto tan valioso como los gigantes de hoteles Hilton y Marriott.

Mientras que los viajeros de negocios gravitan hacia las cadenas hoteleras, las personas que realizan viajes personales tienden a preferir hoteles boutique con diseños únicos. Los viajeros o estudiantes crónicos, sin embargo, pueden optar por casas de huéspedes, hostales y otros alojamientos alternativos. Cualquiera sea el caso, encontrar el lugar óptimo para quedarse rara vez es una tarea fácil. Fundada en 2008 en San Francisco, Airbnb es un servicio compartido que permite a los propietarios alquilar habitaciones o incluso casas para usuarios en línea. Aunque la compañía tiene menos de 10 años, ha exhibido un crecimiento sorprendente, valorada en cifras que rivalizan con las de Hilton Hotels and Resorts, y continúa siendo un autor clave en la historia de la nueva empresa moderna.

Antes de Airbnb, el alojamiento compartido se limitaba principalmente a empresas como Couchsurfing, un servicio que permite a los propietarios ofrecer sus sofás a los viajeros de forma gratuita. Operando con un principio similar, Airbnb aplicó todas las ventajas de la era digital para atraer a una base de consumidores más amplia, y va más allá al ofrecer nuevas posibilidades. En el curso de la construcción de su empresa, los fundadores de Airbnb descubrieron que los usuarios estaban interesados ​​en algo más que solo alojamiento: querían la experiencia local.

Airbnb tiene una oferta de unas 2 000 000 propiedades en 192 países y 33 000 ciudades. Desde su creación en noviembre de 2008 hasta junio de 2012 se realizaron 10 millones de reservas

Fundada en noviembre de 2008 por Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk, la idea de fundarla se le vino cuando los tres compartían un apartamento cuya renta subió un 25 %, por lo que Blecharczyk tuvo que dejar su habitación. Para pagar la renta, Chesky y Gebbia decidieron ofrecerla en el foro de asistentes a un congreso de diseñadores en el que participaban, instalando un colchón hinchable (en inglés, airbed). Esta experiencia inspiró la empresa y el nombre, basado en la expresión inglesa para definir el pequeño hospedaje, Bed and Breakfast (cama y desayuno) o BnB, transformado en airbed and breakfast (colchón hinchable y desayuno) o AirBnB, interpretable como «hotel de aire»

AirBnb se adecua a los estándares de gestión interna de las nuevas formas de economía y trabajo, en tanto la conexión en redes globales y las formas de relación con los trabajadores. Los diferentes artículos nos dicen que esta sería una de las empresas con mejores estándares para trabajar, con organización distendida y laxa propio de las nuevas formas de trabajo Este tipo de organización sigue estándares de trabajo colaborativo, en equipo y basado en la creatividad y el uso de la imaginación en un Ambiente de trabajo orientado a resultados. Si bien pertenece a las denominadas economías colaborativas Airbnb, ha seguido el esquema de redes empresariales globales, las cuales se caracterizan por el tipo de organización horizontal, dirigiendo sus recursos a 7 tendencias fundamentales: Organización en torno al proceso y no a la tarea, jerarquía plana, gestión en equipo, medida de resultados basada en satisfacción de clientes, recompensas en cuanto a resultados del trabajo en equipo, maximización del contacto en redes y con clientes, información relevante y formación y reciclaje de empleados en todos los niveles de la organización. Esta transformación del proceso empresarial remite a un cambio en las formas de adaptación a las nuevas formas de redes y a la transformación rápida e imprescindible de las nuevas tecnologías, lo cual, modelos de trabajo como el mencionados anteriormente permiten responder de manera acertada a las nuevas exigencias y demandas

A pesar de toda la información proporcionada por las agencias de viajes y revistas, todavía tendemos a tener más fe en los consejos de los locales. Por alguna razón, el pequeño restaurante recomendado por un local parece que sirve mejor comida. La mera idea de una joya escondida conocida solo entre los lugareños es suficiente para ganar nuestra confianza, independientemente de la calidad real de un lugar. Eso es porque para los viajeros, «local» se equipara con «real» o «genuino». Brian Chesky, uno de los cofundadores de Airbnb, dice que «ir es viajar, pero vivir es una experiencia más profunda». Con 2 millones de listados en todo el mundo, el mayor activo de Airbnb es la experiencia local, o una experiencia de viaje «más auténtica».

Para tomar prestados los pensamientos de un experto en viajes, uno no puede convertirse en un local simplemente por quedarse en algún lugar durante unos días y, como tal, seguir la sugerencia de Airbnb de «vivir como un local» requiere que uno se convierta en un actor; actuando como si vivieras allí, incluso si es solo por un momento. Al descansar en una cafetería del vecindario o dar un paseo por un parque cercano en lugar de visitar un distrito comercial lleno de gente, confiamos en que tendrá una experiencia más auténtica.

Mientras trabajaba en este tema, pensé en mi propia experiencia con Airbnb en ciudades como Cartagena, Santa Marta, Lima y México. La hermosa vivienda de los anfitriones y su hospitalidad, sería bueno enviarles un mensaje de agrdecimiento.

Sigame en:
Compartir en:

Por Santiago Roldán Zuluaga

He dedicado los últimos 20 años a estudiar el tema de las marcas en los ecosistemas digitales, en donde he enfocado mi profesión de Comunicador Social, Especialista en Negocios en Internet y Marketing a ayudar a emprender a los futuros talentos en temas de economía digital, negocios digitales y marketing digital.