Categorías
Brand Management Sustentability Brands

Imaginando un mundo de marcas sostenibles…

Empiezo mi post afirmando que todos, en lugar de una abundancia de bienes materiales, queremos una gran cantidad de tiempo, relaciones significativas y actividades apasionadas. Queremos una abundancia de creatividad, experiencias y libertad. ¿Cómo llegamos allí? y más si estamos inundados de marcas y su publicidad.

Empiezo mi post afirmando que todos, en lugar de una abundancia de bienes materiales, queremos una gran cantidad de tiempo, relaciones significativas y actividades apasionadas. Queremos una abundancia de creatividad, experiencias y libertad. ¿Cómo llegamos allí? y más si estamos inundados de marcas y su publicidad.

En el 2030 estoy seguro que 2030 ya hemos agotado nuestros recursos vírgenes y naturales. Nuestras minas están explotadas. Nuestros bosques se han ido. Nuestras reservas de combustibles fósiles están extintas.

Afortunadamente, eso espero… nuestros líderes en los negocios, el gobierno y la sociedad civil se han unido para crear grandes cantidades de reservas naturales, para que el medio ambiente pueda regenerarse a un ritmo saludable y constante. Sin embargo, para prosperar, estos lugares naturales protegidos, deben permanecer intocables durante décadas, por lo que tenemos que conformarnos con lo que ya hemos sacado del suelo.

En este futuro, imagine que hemos abierto vertederos en busca de metales preciosos para la electrónica. Hemos limpiado el Gran Parche de Basura del Pacífico para extraer plástico precioso para reciclarlo en nuevos productos. Y nos hemos alejado de una cultura de toma y reciclaje de desechos (por Dios reciclaje de desechos).

En este futuro, la naturaleza florece porque hemos aprendido a dejarla en paz. Hemos aprendido a compartir mejor. Hemos aprendido a vivir en asentamientos donde cada familia tiene una vivienda individual, pero también comparte recursos como un espacio para eventos comunitarios, piscina, gimnasio y área de juegos.

Hemos aprendido que no todo tiene que ser nuevo para ser nuevo. 

Santiago Roldán Zuluaga

Hemos aprendido a encontrar un hogar para cosas que ya no necesitamos, y a conectarnos con otras personas que pueden beneficiarse de estos artículos en el camino. Como una tostadora o un saco, unos jeans, unos zapatos. Hemos aprendido a construir productos modulares donde las piezas pequeñas se pueden actualizar fácilmente con el tiempo.

En este mundo de limitaciones de recursos, los humanos todavía anhelan la abundancia, pero su significado cambió. En lugar de una abundancia de bienes materiales, queremos una gran cantidad de tiempo, relaciones significativas y actividades apasionadas. Queremos una abundancia de creatividad, experiencias y libertad.

Nicole Pontes

CÓMO CONOCER A LOS CONSUMIDORES EN EL CAMINO HACIA 2030

Mirando hacia el 2030, es difícil saber exactamente cuán extensamente necesitará la humanidad adaptarse a las crecientes limitaciones de los recursos naturales. Pero un número creciente de líderes de marca y consumidores por igual ya están cambiando su visión, mentalidad y prácticas para cumplir con la realidad de nuestra era actual. No se trata de reducir nuestras expectativas, sino de cambiar nuestras prioridades.

Hay fuertes señales de que este cambio está en marcha y está surgiendo un nuevo sueño americano. Según The Pull Factor Project , una encuesta de 2,000 consumidores de EE. UU realizada por BBMG y Sustainable Brands en 2019, más de 9 de cada 10 encuestados dicen que «tener relaciones significativas con los demás» (95%), «lograr la felicidad general a pesar de los desafíos de la vida» ( 95%) y “vivir una vida sana y equilibrada” (91%) se encuentran entre los factores más importantes para vivir “La buena vida”, mientras que los símbolos tradicionales de estatus y éxito como “ser propietario de una casa” (80%) y “ser dueño de un automóvil ”(75%) son menos importantes.

Tomado de: http://bbmg.com/the-pull-factor-report/

Por supuesto, será más fácil actuar sobre nuestras intenciones de vivir un estilo de vida más sostenible, ya que las marcas proporcionan los productos y servicios que lo hacen posible. A menudo compramos cosas que son desechables porque no hay una mejor alternativa o aún no hay opciones disponibles en las economías de alquiler o uso compartido.

Este es el desafío de diseño de nuestro tiempo, y la mayor oportunidad de negocio de la próxima década será la creación de alternativas circulares y regenerativas que hagan que la vida sostenible sea más accesible, más gratificante y más ambiciosa que nunca.

Si quiere conocer más sobre el estudio descárguelo aquí

Sigame en:
Compartir en:

Por Santiago Roldán Zuluaga

He dedicado los últimos 20 años a estudiar el tema de las marcas en los ecosistemas digitales, en donde he enfocado mi profesión de Comunicador Social, Especialista en Negocios en Internet y Marketing a ayudar a emprender a los futuros talentos en temas de economía digital, negocios digitales y marketing digital.